Recupera el control

Recetas keto para dejar de tener una relación obsesiva con la comida

El lipedema y la dieta keto

2056 palabras
10 minutos
January 19, 2021

Qué es el lipedema?

El lipedema es una dolencia descrita en 1940, con una prevalencia que se estima enorme y que podría situarse en un ~11% de la población femenina (de media), pero que sin embargo sigue siendo una desconocida para el gran público y para gran parte del sistema sanitario de demasiados países

El lipedema es una enfermedad progresiva, crónica y degenerativa del tejido graso, que se acumula, se inflama y causa dolores que pueden llegar a ser incapacitantes

Su diagnóstico es complicado sobre todo por el desconocimiento de la enfermedad, y a menudo se diagnostica como "simple" obesidad o con un linfedema, un edema del tejido graso que puede aparecer como consecuencia del lipedema pero que normalmente se diagnostica sin detectar el lipedema subyacente

Digo "simple" obesidad por la creencia que el origen de la obesidad es mental y de disciplina, cuando en realidad hay muchos factores (mentales y bioquímicos) que sabotean cualquier intento de remediar esta situación

No sólo la obesidad es una enfermedad que hay que tratar desde distintos ángulos, sino que el hecho de sufrir obesidad lleva aparejado toda una mochila de potenciales enfermedades y malos pronósticos que deberían bastar para dejar de considerar la obesidad como un problema "personal" del individuo

Con todo, hay obesidades que se definen como metabólicamente sanas revisión, y aunque los riesgos son marcadamente menores en comparación con una obesidad tradicional, siguen siendo mayores a los de una persona delgada, mientras que no hay que olvidarse de la incapacidad física que conlleva

A diferencia de la obesidad, el lipedema no responde al ejercicio ni a la dieta, o al menos no responde en la medida que esperaríamos si se tratase de grasa localizada y "rebelde"

Y además en la mitad de los casos el lipedema no irá acompañado de obesidad, y se presentará como una asimetría entre un cuerpo delgado y unas zonas con evidente sobrepeso (brazos, glúteos, caderas, piernas, rodillas o muñecas / tobillos)

Estas acumulaciones no son sólo molestas sino que responden a un patrón de inflamación y por lo tanto son dolorosas con distintos niveles de severidad

Qué causa el lipedema?

No se sabe, más allá de la (eterna) predisposición genética y de su relación con las mujeres (es casi exclusivo de mujeres) y con la pubertad, con lo que apunta también a desregulación hormonal con especial atención a estrógeno y progesterona (te interesará leer sobre la endometriosis, una enfermedad posiblemente de tipo autoinmune y también íntimamente relacionada con el estrógeno y la progesterona, en esta entrada)

La base genética del lipidema se sustenta en que hasta un 60% de los pacientes tendrían antecedentes familiares, aunque los genes responsables responsables aún no se han identificado

Una de las hipótesis revisión apunta a la activación de esos genes en la pubertad (mediante estrógeno) que causarían una disfunción en barrera endotelial wikipedia y en los nódulos linfáticos wikipedia, lo cual crea el edema, la respuesta inflamatoria, y la creación de tejido adiposo artículo, entrando en un círculo vicioso

El rol del estrógeno sería múltiple, empezando por la presencia de receptores de estrógeno en el tejido adiposo:

El tejido adiposo se separaría en el tejido ginoide (cadera, pecho y muslos), referido como la grasa reproductiva ya que es rica en grasas insaturadas y de cadena larga necesarias para el feto (y también proporciona curvas y un estímulo visual para el apareamiento), y el tejido androide (depósitos internos y en el tronco), referido como la grasa de supervivencia y la que se prioriza en condiciones de hambruna

Los receptores de estrógeno (3 tipos distintos) se reparten de forma desigual en estos tejidos, y por lo tanto regulan de forma distinta la movilización de estos tejidos

Esto se comprobó en un estudio donde se comparó la quema de grasa con y sin administración de estrógeno y se comprobó que con estrógeno la actividad en el tejido ginoide bajaba de forma significativa artículo

Esto podría razonar el por qué las zonas ginoides en el lipedema son especialmente resistentes a la dieta y al ejercicio:

  • Por una distribución alterada de estos receptores
  • Por un mal funcionamiento de estos receptores
  • Por un mal funcionamiento de este "interruptor" de estrógeno que regula la movilización de grasas de un tipo de tejido o de otro

Del mismo modo, uno de los receptores del estrógeno se localiza en neuronas encargadas del control de la ingesta de la comida, con lo que una desregulación de este receptor también podría explicar las dificultades para perder peso en los casos de lipedema (al nivel de controlar lo que se come y lo que se deja de comer)

Tratamientos

Los tratamientos actuales se reducen a acciones para frenar o estabilizar la progresión de la enfermedad

  • Drenajes linfáticos o liposucción para temporalmente ayudar a remover el tejido adiposo generado

  • Vendajes compresivos

  • Tratamiento farmacológico (por ejemplo con guaifenesin entrada para reducir la acumulación de fluido, aunque sin eficacia demostrada wikipedia, o potencialmente con fármacos para incrementar la vasculogenesis o para reducir la angiogenesis revisión, o con diosmin que consiste en un conjunto de flavonoides para mejorar la circulación, regular la respuesta inflamatoria y la formación de edemas (entrada

  • El enfoque nutricional y de ejercicio físico revisión, del que hablo en la siguiente línea

El enfoque nutricional

Hay dos caminos complementarios en el enfoque nutricional

  • El de suplementar (priorizando alimentos o directamente con suplementos)

  • El de la dieta

Suplementar

En el primer caso de suplementar se encuentran los siguientes elementos:

  • El selenio, un elemento que es tremendamente sencillo de incorporar en nuestra dieta con las nueces del brasil, con alto poder antiinflamatorio, cuya deficiencia se asocia con un mal funcionamiento del sistema immune, y donde podría haber una deficiencia en afectados por lipedema artículo

  • La vitamina D, que aunque no se haya descrito una prevalencia concreta con el lipedema es muy habitual tener una deficiencia de vitamina D y más con la obesidad revisión, con lo que es un suplemento muy a tener en cuenta por su carácter antiinflamatorio artículo

  • Los flavonoides, replicando el suplemento que he comentado más arriba, donde los alimentos más ricos en favonoides son la cebolla, la kale, el te, los melocotones, los frutos del bosque, los tomates, la ensalada, el brócoli, el cacao / chocolate, el perejil, los pimientos rojos, el apio, el limón, la lima y la naranja entrada

Si te fijas, excepto algunos, la mayoría de estos alimentos constituyen la base de una dieta keto verde (la que seguimos en comidaketo)

  • La lespedeza wikipedia, que en forma de extracto es otra manera de ingerir flavonoides (lo tienes en forma de suplemento en Amazon y tiendas similares) artículo

  • Otras especias antioxidantes como puede ser la cúrcuma (mucho mejor comprar directamente la curcumina, y comerla mezclada con pimienta negra para maximizar su absorción entrada, el jengibre o el perejil

Dieta

En el segundo caso de la dieta tenemos también varias opciones

La primera es la dieta keto, una dieta que:

  • Elimina los alimentos con carbohidratos moderados y altos y en consecuencia resuelve una posible inflamación crónica de grado bajo

  • Permite perder y controlar el peso de forma más agradable, efectiva y con más adherencia que con otras dietas

  • Fuerza a tu organismo a generar cuerpos cetónicos, que aparte de darte más saciedad y claridad de pensamiento son bombas antiinflamatorias artículo

Puedes leer más acerca de la dieta keto en esta entrada donde resumo sus beneficios o en esta otra entrada de preguntas frecuentes de la dieta keto

No hay (aún) literatura científica al respecto de la eficacia de la dieta keto con el lipedema, pero sí hay experiencias anecdóticas que reportan resultados positivos entrada, entrada, o en la historia de lowcarb.es o también en la de lippygirl

A partir de aquí, si hay una coocurrencia de hipotiroidismo (y podría ser frecuente con el lipidema entrada, hay cierta preocupación en si la dieta keto podría en algunos casos agravar ese hipotiroidismo

Sin embargo las evidencias son muy pocas y presentan resultados opuestos

Por ejemplo en este artículo y en este otro artículo reportan resultados opuestos en niños con dieta keto para tratamiento de epilepsias, y el problema podría estar en la falta de control en si la dieta keto estaba bien o mal balanceada (a nivel de micronutrientes), y en no tener en cuenta el impacto en las tiroides de los fármacos anti-epilépticos que se han administrado previamente, como bien explican en esta entrada

Pero si no hay problemas previos de hipotiroides, no parece haber un fundamento sólido para tener que preocuparse sobre un efecto de la dieta keto en la tiroides entrada

Es más, puesto que la hipotiroides también es una afectación autoinmune, la dieta keto resulta un buen enfoque para mejorar esta dolencia también conocida como el síndrome de Hashimoto entrada, entrada

El enfoque del ejercicio físico

El ejercicio físico sabemos que no funciona como esperaríamos con el lipedema

Pero que funcione peor de lo que esperaríamos no quiere decir que no funcione

Ciertamente, el ejercicio físico es el único mecanismo que tenemos (no invasivo) para movilizar grasas y por lo tanto no es un enfoque del que debamos prescindir

Qué estrategias se pueden seguir?

Las mismas que se siguen para la grasa rebelde (una grasa que representa un problema serio que no hay que menospreciar)

En líneas generales se podría decir que cuando uno hace ejercicio el cuerpo decidirá movilizar las grasas que tenga más fácil para movilizar, y siempre movilizará ese tipo de grasas porque siempre irá a lo fácil

Cuando perdemos peso, el cuerpo seguirá evitando tocar zonas de grasa antiguas y preferirá ir a lo cómodo, llegando a una situación parecida (en concepto) a la del lipedema (cuando sigues teniendo barriga pero tienes la cara delgada a niveles de generar preocupación en tu entorno)

La situación no es comparable, ya que además de tener una inflamación en el lipedema, tendremos aún más difícil esa movilización de la grasa a causa de la (presumible) acción del estrógeno que de algún modo saboteará nuestros intentos

Pero más difícil no es imposible, y hay que asumir que delante de una situación límite, el cuerpo terminará movilizando esas grasas si le va la vida en ello

Por lo tanto, las recomendaciones son las típicas:

  • Hacer periodos de ayuno

El ayuno es lo que fuerza a nuestro cuerpo a espabilarse, repararse y optimizar procesos, le damos tiempo a que trabaje en sí mismo

  • Hacer ejercicio en ayunas, ejercicio intenso, y no comer inmediatamente después del ejercicio

Una vez en ayunas, si le pedimos a nuestro cuerpo energía en un momento donde no tiene acrecentaremos la sensación de emergencia en nuestro cuerpo

Si encima practicamos un ejercicio estresante (puntual y de alta intensidad), el cuerpo experimentará aún más estrés y con el estrés, vendrán los recursos necesarios para dar una respuesta apropiada

Si hay una demanda energética, esa respuesta implicará movilizar grasas de donde sea

Y ya que la movilización de las grasas no termina al acabar el ejercicio, podemos incrementar esa movilización siguiendo una rutina de ejercicio suave (como andar) durante las horas siguientes

  • Planear estos ejercicios durante la parte del ciclo donde tengamos menos estrógeno

Y en mujeres, será buena idea planificar estas rutinas de ejercicios en la parte del ciclo donde hayan menos estrógenos y por lo tanto menos "protección" de las zonas con lipedema

En detalle, durante las fases de ovulación mejor planear ejercicios de resistencia y de fuerza, y para las fases sin estrógeno (primera mitad de la fase folicular y el final de la fase luteal, lo que vendrían a ser los días 26-9 del ciclo) plantear ejercicios de tipo HIIT (ejercicios cortos y de alta intensidad, en youtube encontrarás decenas de ejemplos) con ayunos prolongados

  • Aplicar frío antes y después del ejercicio, o durante el ejercicio si estamos en invierno

Puede parecer una tontería, pero el frío activa el tejido adiposo marrón y éste viene a ser una máquina de quemar grasa para mantener la temperatura corporal y asegurar nuestra supervivencia revisión

De momento la única manera que tenemos de hacerlo es con una dutxa fría (o si estamos en invierno, con menos ropa al hacer ejercicio), aunque en pocos años quizá tengamos métodos más sofisticados (y que representan una gran esperanza para el lipedema) revisión, artículo

Referencias